martes, 12 de julio de 2011

¡La imaginación al poder!

Se me ha roto un espejo pequeño, y he guardado los trozos. En la caja que abrí encontré otro espejo redondo pequeño. Y mirad, en una flor de crochet he pegado una punta metálica y por detrás he puesto el espejo. Cuando ponga el alfiler en mi pelo y necesite un espejo no tengo más que quitarlo del moño

y mirarme en él. He puesto en la punta para trabarlo una cadena de las que viene en algunas etiquetas de ropa... yo siempre las guardo pues les encuentro alguna utilidad. Aprovecho para enseñaros unos broches que también he hecho de crochet. ¿A que no sabéis dónde he puesto los extremos de dos
cuerdas de guitarra eléctrica?...Sí, son los cuernos del caracol...





Y por último, una vista de mi trabajo de Nail Art para la Academia. Lo tengo en el salón adornando la mesa de Comedor . Las manos las hice con masilla rosa, las uñas son diseños variados con esmaltes de muchos colores.

1 comentario:

Ronury dijo...

hola Lebasi, Gracias por tu comentario en mi blog!
Me ha encantado esta entrada, que nos enseñes las manualidades que se te ocurren y vas haciendo es una idea genial que a muchas nos puede ir de maravilla.
Me ha encantado el moño para el pelo que por detrás tiene el espejo, nunca se me hubiera ocurrido.
Un besito,
Nuri