viernes, 12 de agosto de 2011

Cremitas que empiezan por Bio


Hoy traigo una reseña de dos cremas que empiezan  por "Bio". Una la tengo hace tiempo y la otra es de muy reciente adquisición gracias a la recomendación de los foros de belleza .
La primera está en la imagen superior , Bio Glow de pepino y aguacate, y puedo decir que me gusta mucho. Tal y como dice en la etiqueta, esta crema refresca y se absorbe rápidamente, dejando un olor agradable. He visto que la piel queda suave, aunque en su contra he de decir que el efecto es muy temporal, menos que otras que he probado, demasiado poco para mi gusto. Su textura es bastante líquida y con un ligero color verdoso.  Yo la he usado como "comodín", intercalándola con alguna otra. También la hay de áloe, de limón (tonificante) , pero yo no las he probado. Me costó 4 euros en una tienda en la que liquidaban existencias
( 300 ml  ), pero estaba a 9 euros originalmente. Bueno, si la vuelvo a ver intentaré probar alguna otra variedad . Ésta la he usado para el cuerpo y además repetidamente en las manos .


De limón.
De áloe .

Por otro lado tenemos  Biopel. Es de textura espesa, color amarillento y olor extraño,  aunque he de decir este olor a mí me gusta. Los labios es verdad que los repara y regenera muy fácilmente, es el uso que más recomiendo .


Viene en una cajita blanca con unas rayitas en azul y rosa. El tapón es de rosca y la crema sale apretando el envase que es de plástico blandito, lo cual se agradece para evitar contaminaciones , no como la anterior crema . Dicen que es el clon más barato de la 8 horas de Elizabeth Arden, pero ésta última no la he probado.  Por lo tanto, se recomienda llevar siempre en el bolso para rozaduras, quemaduras, codos y rodillas, asperezas... lo cual hago últimamente : abro el bolso y presente siempre está .




Es curioso el nombre de las cremas, hace pensar que sean completamente naturales , pero vistos los ingredientes, como que no .Por último, leyendo los ingredientes uno se asusta, cuánta palabreja. Terminando que es gerundio , he de confesar que me he propuesto investigar sobre cada uno de ellos de aquí en adelante, y si alguna ventaja tiene el tener curiosidad sobre los productos, aparte de ser más conocedora sobre lo que compramos o dejamos de comprar para tu uso particular , es el de empezar a conocer y dar respuesta sobre el lenguaje químico de las etiquetas a cualquiera que te pregunte, con lo cual compartes algo con ellos  .
¡ Que así sea!.


Besos y hasta pronto.




3 comentarios:

subflava dijo...

Lo de los nombres qe indicen a engaño no sólo pasa en las cremas, en los alimentos ya fue tal el descontrol que tuvieron hasta que regularlo.
Lo mejor es leer siempre las etiquetas

Diana dijo...

Uff, a mi desde hace tiempo muchas cosas que llevan bio me dan pánico porque suelen llevar un poco de todo... creo que tendrían que endurecer un poco las normas al respecto porque nos crean engaños.
Un besote!

Salander dijo...

A mí la de Elisabeth Arden me ha salvado de algún apurillo, el resto no las conozco.
Besos!